Vivienda unifamiliar de 750 m2, ubicada en una parcela en pendiente con unas maravillosas vistas sobre la sierra. Organizada en forma de U abierta a la pendiente del terreno y conectada con la piscina exterior. Con un salón a doble altura que comunica visualmente las dos plantas  de la vivienda que se encuentra totalmente acristalado y abierto al espacio exterior generando gran amplitud espacial.